Noticias

Ministerio de la Mujer presenta “Comprobante Fiscal 212”, una clave para asistir a mujeres víctimas de violencia desde los comercios

Jueves, 30 Abril 2020
Santo Domingo.- El Ministerio de la Mujer desarrollará un plan de detección de casos, asistencia y protección a mujeres víctimas de violencia en los supermercados, farmacias y boticas, con la finalidad de auxiliarles de forma inmediata, mediante el código o palabra clave: “Comprobante Fiscal 212”. La ministra Janet Camilo explicó en un comunicado que el Ministerio de la Mujer compartirá el sencillo protocolo a seguir con el personal de los comercios, y asegura que en ningún caso descuidará sus tareas habituales y contribuirá a salvar la vida de muchas mujeres que durante la cuarentena sufren altos niveles de violencia, encerradas en sus casas con los agresores. “Muchas de las mujeres que son agredidas durante estos días de confinamiento no disponen de la discreción necesaria para hacer una llamada de auxilio desde sus casas. Sin embargo, como responsables del cuidado de la familia, salen a hacer las compras de alimentos y medicinas”, es en el momento de pago, explica la funcionaria, cuando la cliente pedirá el “Comprobante Fiscal 212” y se echa a andar el protocolo diseñado para auxiliarla y protegerla. Personal de las áreas de Educación y Atención a la Violencia ofrecerán la capacitación al personal de las cadenas comerciales y comercios individuales que se sumen a esta estrategia y el Ministerio de la Mujer informa que se ha comunicado con las áreas responsables de distintos grupos comerciales, contando ya obtuvo con el sí de Mario Lama, de los supermercados Lama, y espera que las demás cadenas y otros comercios se motiven a participar en esta coalición para salvar vidas. “Estamos en conversaciones con el Grupo Ramos y vamos a llamar a Grupo CCN, a Supermercados Bravo y a las cadenas de farmacias, las Carol, Los Hidalgos, las GBC, también con las boticas populares, dejando claro que todos los comercios que quieran sumarse solo tienen que comunicarse con el Ministerio de la Mujer”, expresó la funcionaria. Para que las mujeres sepan que pueden procurar auxilio y cómo hacerlo, se colocarán avisos en pegatinas que se ubicarán en los baños y en las propias cajas de los negocios, que son los lugares a donde pueden salir lejos del control de sus agresores durante el confinamiento por Covid-19. Esta estrategia se ha implementado con éxito en España, Chile y Argentina, donde cientos de mujeres han sido rescatadas de situaciones de violencia machista durante el período de cuarentena por la pandemia de Covid-19 y en el país se pretende que sea de manera constante.

Provincia Santo Domingo lidera llamadas de auxilio por violencia machista, con un 31.3% del total de las 787 llamadas recibidas en la Línea Mujer *212

Martes, 21 Abril 2020
Las denuncias por violencia física fueron el 40.3%, mientras que las llamadas solicitando información sobre las ayudas del gobierno fue el 41%.   Santo Domingo.- Durante el primer mes de cuarentena, específicamente desde el 17 de marzo hasta el 19 de abril,  el servicio telefónico de asistencia a la prevención y atención de violencia de género del Ministerio de la Mujer, en coordinación con el sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911, recibió 787 llamadas,  el 31.3%,  desde la provincia Santo Domingo. De acuerdo al “Resumen de Datos Estadísticos en período de cuarentena”, realizado por el departamento de Estadística del Ministerio de la Mujer, de las llamadas recibidas por la Línea Mujer *212, desde Santo Domingo se realizaron 246, de Santiago la línea *212 recibió 95, del Distrito Nacional 62, de San Cristóbal 41, de Puerto Plata 34 y desde Duarte 26, siendo estas las cinco provincias desde donde más llamadas se registraron, mientras 20.3% de las usuarias, 160, no reportó el lugar de procedencia.   El servicio recibió 23.1 llamadas por cada día en el período de confinamiento, desde 19 de las 32 provincias, según los datos ofrecidos por el Observatorio de Igualdad del Ministerio de la Mujer, que refiere que durante 2019 el promedio de contactos diarios fue de 31.1, lo cual no significa que la violencia haya disminuido, si se contempla que al estar en casa con los agresores, las víctimas tienen menos oportunidades de denunciar y pedir ayuda.   De las 787 llamadas, el 40.3 % correspondió a denuncias por violencia física; el 16.9 % denunció violencia psicológica; el 1.8 % violencia verbal y el 41.0 % restante llamó para pedir orientaciones, entre ellas para solicitar las ayudas económicas que ha ofrecido la Presidencia, por lo que fueron referidas al Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN).   80 menores en Casas de Acogida   De igual modo, entre el 17 de marzo y el 19 de abril, a través de las Casas de Acogida del Ministerio, se han protegido 126 personas: 46 mujeres y sus 80 hijos e hijas menores de 13 años, 50 niños y 30 niñas y cabe destacar que entre el 13 y el 19 de abril entraron 27 mujeres y 45 menores, más del doble de las personas que habían entrado entre el 17 de marzo y el 12 de abril.   El MMujer reitera que tanto el servicio de Casas de Acogida y la Línea Mujer *212, declarados como servicios esenciales por el presidente Danilo Medina, se mantienen disponible las 24 horas del día, los siete días a la semana, durante el período de cuarentena impuesto a causa del coronavirus.  

Carlos Campillo: “Con la cuarentena algunos hogares se vuelven un espacio de supervivencia y lucha de poder”

Martes, 21 Abril 2020
Durante estos días de confinamiento y distanciamiento social a causa del Covid-19, los hogares se vuelven un espacio de supervivencia y lucha de poder, en donde se reproducen todas las construcciones ideológicas relacionadas con la superioridad de los hombres, lo que se refleja en los índices de violencia y violencia de género. Así lo explicó el técnico de la Dirección de Educación en Género del Ministerio de la Mujer, Carlos Campillo, al hablar sobre masculinidad positiva durante uno de los Instagram Live que desarrolla el MMujerRD, como parte de la campaña “En Esta Casa Somos Equipo", la cual promueve acciones de igualdad dentro de los hogares durante el tiempo de confinamiento por el coronavirus o Covid-19. Para evitar la normalización y expansión de la violencia machista, Campillo recomienda a los padres fomentar en los niños y las niñas actitudes igualitarias y equitativas, propiciar actitudes de responsabilidad de igualdad y una participación de todos y todas en las labores del hogar, sin importar el sexo. De igual manera, resaltó la importancia de que los hombres empiecen a leer, a cuestionar todas las creencias tóxicas que han sido construidas en torno a ellos y que se creen normales. “Los hombres tienen que empezar a pensar, ellos mismos, en asumir la responsabilidad de deconstruir esas ideas, no para dejar de ser quienes son, sino para construir una mejor versión de ellos”. Campillo recomienda promover socialmente que el cuidado y la corresponsabilidad sean igualitarios y equitativos; que se implementen licencias de paternidad iguales; que se ponga en práctica la educación desde una perspectiva de igualdad y equidad dentro del sistema público de enseñanza como un valor fundamental, y repensar los valores desde una perspectiva de derechos humanos. Durante su participación en “live”, Carlos Campillo indicó que el patriarcado representa una amenaza violenta tanto para las mujeres como para los mismos hombres.  “Las estadísticas de los suicidios reflejan que más del 85% de los hombres cometen suicidio, más que las mujeres, algo que está relacionado con la necesidad de demostrar fuerza, ser proveedores y la poca capacidad de los hombres de pedir ayuda”. Explicó que lo mismo pasa a la hora de ir al médico, el asunto del cuidado es algo que se encuentra increíblemente feminizado en nuestra sociedad. Existen creencias sociales de que “el hombre es fuerte, el hombre tiene que poder”, lo que va creando el ideal de que ir al médico es una cuestión de debilidad que destruye la hombría, dejando como resultados que los hombres padezcan muchas enfermedades prevenibles. Recordó, además, que antes era imposible ver a hombres realizando labores del hogar, pero hoy en día podemos ver a hombres realizando trabajos domésticos, pese a que este sigue siendo un trabajo con rostro femenino, como una muestra más de que aún existen desigualdades por asuntos culturales. Al ser cuestionado de cómo podemos cambiar esa cultura, explicó que en los últimos tres siglos ha habido importantes cambios culturales. Hizo énfasis en la revolución feminista, que ha llevado una de las mayores transformaciones socio culturales, que no solo cuestiona los roles de las mujeres, sino que también abre el proceso de reflexión de la masculinidad de los hombres. Masculinidad positiva El concepto masculinidad positiva es una herramienta metodológica que se utiliza desde la educación popular para impulsar el trabajo con hombres, con la finalidad de lograr la igualdad y la equidad de género. Desde una perspectiva de derechos humanos e igualdad de género, la masculinidad positiva es aquella que se construye dejando atrás aquellas estructuras culturales del patriarcado que le da superioridad y autoridad al hombre sobre la mujer. Indicó que para que se produzca ese cambio debe haber una reflexión interna de porqué los hombres son tan propensos a la violencia, a enfermarse y tener una calidad y periodo de vida menos que las mujeres; entender que la vulnerabilidad, las emociones son de todos los seres humanos, y fomentar espacios de reflexión que lleven a la deconstrucción de todos los aspectos tóxicos que han construido la vida de los hombres.

Comprender y comunicar de manera asertiva la situación por el coronavirus a los adultos mayores y personas con discapacidad

Martes, 21 Abril 2020
La neumóloga e internista Alma Bobadilla tuvo una participación en directo a través de un “live” en  la cuenta de Instagram del Ministerio de la Mujer, en la que hizo una serie de recomendaciones para atender, comprender y abordar el cuidado a adultos mayores y personas con discapacidad en medio de la pandemia causada por el Covid-19 o coronavirus y la cuarentena impuesta para frenar el contagio. La neumóloga aseguró que el Covid 19 es un virus de transmisión básicamente aérea, por lo que hay que conocer y entender las vías respiratorias, para comprender por qué la situación de alto riesgo de las personas adultas mayores y aquellas que tienen ciertas condiciones de salud previas que las hacen más vulnerables. La doctora Bobadilla recomienda entender lo que está sucediendo con la pandemia del Covid-19, para posteriormente comunicarlo de manera asertiva a los adultos mayores y a las personas que tienen alguna discapacidad, de manera que ellos y ellas también lo comprendan y asuman una actitud de colaboración. La doctora sugiere sentarse a hablar de la situación, explicarles lo que sucede, darle participación a este grupo poblacional, escucharles y en conjunto buscar soluciones y alternativas que permitan enfrentar como un equipo la situación. Al preguntarle el por qué las personas mayores son las más afectadas por el Covid-19, la neumóloga y también internista Alma Bobadilla explicó que se debe a la disminución del mecanismo de defensa de las personas mayores. “Los adultos mayores van dejando huellas en sus vías aéreas, sobre todo en el pulmón, el cual tiene que defenderse de todas las agresiones que vienen por el aire a lo largo de su vida. Esto hace que se incremente el contenido en material inorgánico en sus vías aéreas y los pulmones se van poniendo más rígidos, por tanto, su mecanismo de defensa va disminuyendo”, explicó la doctora. Indicó, además, que a eso se le suman otras patologías que sufren las personas cuando entran a cierta edad como hipertensión, diabetes, los accidentes vascucerebrales, el sedentarismo y la mala alimentación, que producen la obesidad, y los casos frecuentes de cánceres. En cuanto al trato de las personas con discapacidad, la doctora recomienda que lo ideal es que sean tratados como personas normales y que se les ayude en los casos que así se requiera, como en la movilidad. Según la médica ambos grupos poblacionales deben conocer el problema social actual para ser parte de la solución, ayudar a prevenir el contagio, mantener el aislamiento y las medidas preventivas y de higiene al igual que cualquier persona. Resaltó que al final todos somos responsables de la curva de contagio, porque si bien el Ministerio de Salud tiene que protegernos, nosotros debemos de aislarnos. “Para exigir hay que cumplir”, indicó. Además, la doctora Bobadilla hizo un llamado a los médicos de cabecera a estar atentos a las necesidades de sus pacientes, y a la población, a evitar el uso de olores y unturas como “mentol” para contrarrestar esta enfermedad. La doctora habló del tema durante su participación en el Instagram Live sobre los cuidados que demandan las personas adultas mayores y con discapacidad durante el distanciamiento social, que realizó el Ministerio de la Mujer en el marco de la campaña “En Esta Casa Somos Equipo", la cual promueve acciones de igualdad dentro de los hogares por el tiempo de cuarentena para combatir la pandemia del Covid-19.

Cuando se vayan los miedos habremos aprendido el valor real de los abrazos

Jueves, 16 Abril 2020
Compartimos un artículo de la ministra Janet Camilo, publicado en el Diario Público de España, en el que nos habla de esperanza ante la pandemia. https://blogs.publico.es/coronavirus-positivo/2020/04/15/cuando-se-vayan-los-miedos-habremos-aprendido-el-valor-real-de-los-abrazos/   Recuerdo las historias que nos contaba mi abuela, de lo difícil que fue sobrevivir después del ciclón San Zenón, en el primer tercio del siglo XX o la época de hambruna después de la dictadura por allá a inicio de los convulsos años 60. Vienen a mi mente retazos de sus recuerdos, como fotos amarillentas que en el tiempo dibujaron los sueños y sembraron la esperanza de continuar viviendo. En mi confinamiento recuerdo a mi abuela: tanta sabiduría, tantas experiencias cultivadas en el crisol del tiempo. Ella tenía claro que el mundo viviría mayores calamidades que las que solo permanecían como girones de un vestido llamado memoria. Y aquí estoy hoy, igual que mi abuela, viviendo días difíciles, postrada a los pies de lo desconocido, con un nudo en el estómago como quien muere de cáncer sin poder encontrar medicamento que le salve, pero con la esperanza de que saldremos de esta. Desde principios de este año conocimos detalles sobre el coronavirus: que es una enfermedad que cobrará más vidas que una guerra, o que todas las guerras conocidas juntas; se mencionaba sobre sus posibles vectores de contagio, sobre su rápida propagación, se invitó a los gobiernos del mundo a tomar precauciones, pero nadie creía que esto llegaría tan rápido y se asentaría en cada territorio con un poder mortífero y silencioso que nos está llevando por los caminos de un cambio en el orden mundial. Recién todos los países del mundo están en cuarentena, unos llegaron primero, otros se sumaron en el camino, en fin hoy "quédate en casa" es el un común denominador al hablar de medida preventiva para no contraer la enfermedad y tampoco contagiarla a otros. Día tras día escuchamos con espanto las lúgubres y exponenciales cifras de contagiados y muertos que llevan la rúbrica de esta pandemia denominada COVID-19 a nivel mundial y asistimos pasmados a la realidad de que la respuesta de los sistemas sanitarios se queda pequeña, ante una demanda universal para la cual ningún gobierno estaba preparado. Entonces, cada día descubrimos cómo los Estados van reinventando la rueda de la ruleta, y tras las autoridades, se revela la más límpida solidaridad en el compromiso de cada persona,  ya trabaje en el sector público, empresarial o la comunicación. Todos y todas nos hemos visto invitadas a sustituir el egoísmo y el consumismo que ha regido, hasta ahora la economía globalizada, basada en la ley de la oferta y la demanda. El neoliberalismo se ve en peligro ante un enemigo casi invisible que ha paralizado casi todas las vías de comercio, ha presionado la bajada del precio del petróleo y ha puesto de rodillas a las poderosas bolsas de valores. Los más pesimistas prevén una gran recesión económica, y hasta se habla de más pobreza para los pobres, iniciaron los análisis, las redes sociales y el internet nos ametrallan con un flujo de información constante que, aunque no toda es real, llegan también con malas noticias. Como mujer, siento temor por las mujeres del mundo que en estos momentos están en sus hogares recluidas por mucho tiempo con sus parejas, que en muchos casos son sus agresores. El lugar que en esta contingencia del Covid-19 se supone el más seguro, su casa, se convierte en una ratonera, en la principal zona de guerra donde cada día luchan por sobrevivir a la violencia machista, que acecha, no se detiene y mata. Y eso duele. Sin embargo, el confinamiento en los hogares también es una gran oportunidad, un grandioso escenario para desaprender y reaprender hábitos y patrones culturales para una buena convivencia, para retomar el amor por las personas que nos rodean, dar tiempo a nuestros hijos, hojear aquel libro que nos espera cada noche y cansados no leíamos, o simplemente para parar y en nuestro tiempo de ocio no hacer nada. Parar y mirarnos a nosotras mismas y amarnos como más nadie lo hará. Mi abuela solía decir que nadie sabe lo que sucede en la casa del vecino, aunque escuchemos risas o llantos y por eso me pregunto qué está pasando en cada hogar donde las mujeres son socialmente las responsables de la agenda del cuidado y están hoy más recargadas. Es un buen momento para que las familias compartan tiempo de ocio, los quehaceres domésticos, la responsabilidad del cuidado de las personas más vulnerables pero, sobre todo, para construir en ese núcleo de afectos la esperanza de que esto pasará y volveremos a salir, como cuando para de llover, alegres y lagrimeantes a saludarnos, teniendo entonces un nuevo valor para los abrazos y portando un cartel que diga "seguimos vivos y de pie". Esto va para largo, ten paciencia diría mi abuela, y es cierto. Es hora de sacar eso que no venden en las grandes tiendas, que no se compra con tarjetas de crédito ni con dinero, la paciencia. Hoy más que nunca debemos tener la capacidad de escuchar sin oír palabras, de ver sin abrir los ojos, de sentir sin tener que tocarnos, de creer sin la necesidad de ver.  Y todo eso es un gran desafío para nuestra sociedad, por la construcción social de las personas basada en el egoísmo que llevamos viviendo en los últimos tiempos. Este estado de emergencia nos ha acercado tanto al miedo de morir que estamos retomando las cosas que nos hacen vivir, la familia, los amigos, la naturaleza, la vida y sobre todo nos hace reencontrarnos con nosotros mismos. La muerte es silente, es paciente, se ríe cuando nos sentimos sobrevivientes, pues ella sabe que al final los sobrevivientes también mueren. Entonces en estos días difíciles más que preocuparnos estamos ocupándonos de los pequeños detalles que dan al alma alegría, que dan esperanza, que nos llenan de paz y nos invitan a amar. Me levanto tarde y no sé qué hora es, ni que día, uno más de la cuarentena, y aunque es primavera, mis flores me sienten más cercana y me regalan otro capullo. Mi vecino, que cada día cuando riego mis plantas me escucha hablar y no ve a más nadie, me preguntó que por qué estoy hablando sola. La verdad, no le contesté, porque sé que no estoy sola. Y tengo la certeza de que cuando todo esto pase, solo vivirán los recuerdos, como los que me contaba mi abuela, descansando en algún baúl lleno de ayeres, impregnados del olor a rosas disecadas, como sus fotos amarilleadas por el barniz del tiempo, implacable en su agitado curso. Y volveremos a la rutina, al trabajo, pero esta vez valoraremos el "quedarnos en casa", pues el COVID-19 nos cambió el orden de las cosas y sé que cada persona dará un abrazo de regalo, brindará un te quiero al levantarse y un beso al acostarse, seremos sobrevivientes de una historia que hemos de contar como un lejano, doloroso y vívido recuerdo. FIRMANTES DEL BLOG Janet Camilo es ministra de la Mujer en el Gobierno de República Dominicana, Presidenta de la CIM y Vicepresidenta de la Internacional Socialista de Mujeres. Carmen Montón es embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos y ha sido Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social y Consellera de Sanidad. Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ha sido Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y subsecretario autonómico de sanidad. Rafael Sotoca. Médico de familia y activista sanitario. Fue director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana. Begoña Frades García. Psiquiatra y jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ha sido coordinadora autonómica de salud mental. José Antonio López Cócera es enfermero especialista en salud mental y miembro de la comisión nacional de la especialidad. Isabel González. Médico radiólogo. Fue jefa de servicio y profesora asociada de radiología en la Universidad Miguel Hernández de Elche así como Directora Gral. de la Alta Inspección y gerente de los departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira) Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia Ana BonedOmbuena. Médico de familia y técnico superior de salud pública de la Consellería de Sanitat Valenciana. Máster en salud pública por la U. de Harvard. Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados. Pere Herrera de Pablo. Médico de familia y médico SAMU. Ha ejercido como director del Servicio Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana. Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina y especialista en medicina de familia y en análisis clínicos. Ha sido gerente del departamento de salud de Alcoy. Aurelio Duque Valencia. Médico de Familia y Comunitaria y representante sindical. Ha sido presidente de la Sociedad Científica de Medicina Familiar en la Comunitat Valenciana. Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar. Ilustradora del Blog Coronavirus en positivo. Juan Domene. Médico Inspector en el servicio de calidad asistencial y seguridad del paciente. Ha sido gerente del departamento de salud Arnau de VilanovaLliria.

Nuestros servicios de atención a mujeres víctimas de violencia se mantienen de manera permanente durante el distanciamiento social por Coronavirus

Miércoles, 18 Marzo 2020
La convivencia obligatoria que supone para las familias el distanciamiento social impuesto por el gobierno a causa del coronavirus, puede aumentar el riesgo de sufrir agresiones en el caso de las mujeres víctimas de violencia de género, quienes se verán obligadas a compartir constantemente el espacio del hogar con sus agresores. La ministra de la Mujer, Janet Camilo, ha comunicado que la institución impulsa un plan de contingencia para prevenir, controlar y minimizar estos riesgos. Para garantizar la asistencia a las posibles víctimas, serán considerados como servicios esenciales los destinados a su protección, como son la atención psicológica, social y jurídica, tanto a mujeres como a sus hijos e hijas, a través la Línea Mujer *212, que permanecerá operativa las 24 horas. En este sentido, en el caso de la asistencia presencial por rescate y entrada a Casas de Acogida, se ha dispuesto realizar dichas tareas siguiendo las recomendaciones sanitarias para minimizar al máximo el riesgo de contagio. El Ministerio cuenta con 57 oficinas que sirven de puntos de información a la Mujer, repartidas en todo el país, que contribuyen a la sensibilización y detección precoz de las situaciones de discriminación y violencia de género, así como facilitar el acceso a los recursos necesarios a las mujeres y sus hijos. El Ministerio de la Mujer pondrá en marcha una campaña institucional de concienciación contra la violencia de género y de información sobre este plan de contingencia, durante este periodo de distanciamiento social por el Coronavirus, en el que se hace necesario orientar a cada mujer y recordarle que no están solas.  

Presidente y MMujer entregan Medalla al Mérito

Viernes, 06 Marzo 2020
“Hago mía la frase del presidente Danilo Medina: que las mujeres dominicanas sigan abriéndose espacios en nuestra sociedad y tengan garantizados los mismos derechos que los hombres,  ¡Eso no tiene vuelta atrás!.”  Janet Camilo, ministra de la Mujer.   Santo Domingo.- El presidente de la República, Danilo Medina, entregó la Medalla al Mérito de la Mujer Dominicana a 13 mujeres destacadas en distintos quehaceres y con cuyo trabajo se han convertido en referentes para la sociedad, en ocasión de celebrarse el próximo domingo 08 de marzo el Día Internacional de la Mujer. Este año el Ministerio de la Mujer recibió y evaluó más de 40 propuestas y el Consejo Consultivo que integran representantes de 22 instituciones, escogió a las 13 mujeres para ser condecoradas, con las que suman 113 la cantidad de medallas que ha impuesto el presidente Medina durante sus ocho años de gestión, desde el año 2013. Durante un acto solemne, llevado a cabo en el Salón de las Cariátides del Palacio Nacional, recibieron la Medalla al Mérito 2020: Tamarah Altagracia Santana y Gianni C. Paulino Reyes, por sus labores comunitarias y filantrópicas; Iluminada Virgen Concepción como Maestra Rural y  la jueza María Altagracia Tejeda, quien recibió la condecoración Mujer Rural. Como profesionales en sus áreas se distinguió a Patricia De Moya,  Mercedes Lora Beltrán, Agripina Ramírez, Rhadys Iris Abreu y la Coronel Ana Matos Feliz. Rosa María Kasse Soto (Mery) también recibió una medalla por su destacada participación política, al igual que la directora de teatro Germana Quintana y la capitana de la Selección Nacional de Voleibol Femenino (Las “Reinas del Caribe”), Prisila Rivera Brenes, mientras que como Mujer Destacada en el Extranjero, se reconoció a Lourdes M. Ventura, jueza de la corte de Queens, Nueva York. En su discurso, la ministra Janet Camilo agradeció el apoyo recibido de parte del presidente Danilo Medina,  a quien calificó como feminista, por ser un presidente que apoya las iniciativas en procura del bienestar para las mujeres, en igualdad y libre de violencia. “Como bien dijo en su discurso del 27 de febrero, estamos mejorando y las mujeres en la República Dominicana estamos mejor que en el 2012”, puntualizó. “Le agradezco en nombre de todas las mujeres del país, desde la bebé que es cuidada en un centro de Inaipi, hasta la adolescente que recibe docencia en jornada extendida con  desayuno, almuerzo, merienda, uniforme y útiles escolares gratuitos garantizados, hasta las madres que ahora pueden realizar una labor productiva mientras los hijos e hijas estudian o son trabajadoras de empresas privadas que han incorporado la perspectiva de igualdad de género a través de Igualando RD”, expresó la ministra Janet Camilo. Camilo citó lo dicho por el presidente Medina en su discurso del pasado 27 de febrero,  que “tanto las instituciones como el conjunto de la sociedad hemos emprendido un cambio cultural e institucional, un cambio que se resume en que ninguna víctima puede quedar sin apoyo ante una situación de violencia y ningún agresor puede quedar sin castigo”. Indicó además que desde el Ministerio de la Mujer se enfocan los servicios, primero en la prevención, y luego en la atención a la violencia, al liderar por mandato legal esa gestión estatal de tolerancia cero y ser el primer punto de respuesta a las mujeres violentadas en sus derechos humanos en cualquier aspecto. Haciendo mención del mes de la Patria, la Ministra dedicó la premiación a Rosa Protomártir Duarte Díez, considerada la primera mujer historiadora, pues se dedicó a escribir el pensamiento político de su hermano, el patricio Juan Pablo Duarte y conservar la memoria de los hechos que protagonizó junto a sus socios en la empresa de construcción de una nación independiente. Al finalizar su discurso la ministra Janet Camilo felicitó a las 13 galardonadas por ser mujeres comprometidas e indicó que representan a las generaciones pasadas, a las mujeres de la Independencia y son inspiración para las del futuro.   Sobre la Medalla al Mérito de la Mujer Dominicana La Medalla al Mérito de la Mujer Dominicana es el máximo galardón que otorga la Presidencia de la República a mujeres extraordinarias, destacadas por su obra, su vida profesional, sus aportes y su atrevimiento de hacer la diferencia. El galardón fue creado mediante el decreto 3013, del 29 de mayo de 1985 y entregado por primera vez el 8 de marzo de 1986. La organización del evento es liderada por el Ministerio de la Mujer y la selección de candidatas la hace el Consejo Consultivo integrado por representantes de los ministerios y la sociedad civil.

MMujer trabajará junto a la OIM en la lucha contra la Trata en RD

Lunes, 02 Marzo 2020
“Año de la Consolidación de la Seguridad Alimentaria”   MMujer y la Organización Internacional para las Migraciones unen esfuerzos para luchar contra la trata en RD   Con este convenio ambas entidades buscan fortalecer las respuestas para fortalecer la prevención, protección y asistencia a víctimas de trata y garantizar los derechos de las mujeres migrantes.   Santo Domingo, RD.- El Ministerio de la Mujer y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de las Naciones Unidas, en la persona de la ministra de la Mujer, Janet Camilo, y el jefe de misión de la OIM en República Dominicana, Josué Gastelbondo Amaya, sellaron un acuerdo de cooperación con el fin de proteger y dar asistencia a mujeres y niñas víctimas de trata.   Durante la firma del convenio realizado en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, la Ministra Camilo, expresó que desde hoy el MMujer y la OIM actuarán en estrecha colaboración y mantendrán consultas sobre cuestiones de interés común conducentes a fortalecer la respuesta de ambas instituciones para garantizar los derechos de las mujeres migrantes.   La trata de personas es actualmente uno de los delitos más recurrentes en el mundo y particularmente en nuestra región. En el último año se identificaron en Centroamérica y El Caribe a mil 306 personas víctimas de trata de personas, de las cuales el 49% son niñas, niños y adolescentes y el 45% mujeres adultas, según los datos presentados por la Coalición Regional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes (CORETT).   Con este convenio, ambas entidades se comprometen a consultarse sobre las estrategias nacionales y las políticas públicas relativas a las mujeres migrantes desde y hacia la República Dominicana, así como la lucha contra la trata de personas y otras violencias contra las mujeres migrantes y planes de asistencia de víctimas de trata de personas y otras violencias contra las mujeres migrantes que fuesen pertinentes con respecto a las esferas de competencia de la OIM.   En ese sentido, el jefe de misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Josué Gastelbondo, destacó que la entidad que representa seguirá prestando asistencia y protección a las cientos de mujeres migrantes dominicanas y extranjeras que cada año se identifican como víctimas de trata dentro y fuera del país.   Tras este acuerdo, la OIM se compromete a actuar en todo momento de manera coherente con el derecho internacional de los derechos humanos y en apoyo del Protocolo de las Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres, niñas y niños, guiándose de las mejores prácticas internacionales reconocidas, incluidos los principios y directrices recomendados por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) sobre los derechos humanos y la trata de personas.   De igual manera la OIM se compromete a formar al personal técnico del Ministerio de la Mujer, incluyendo el personal de las casas de acogida, sobre trata de personas en el contexto de las migraciones internacionales, así como asesoramiento técnico para la identificación y protección integral de posibles víctimas.   A la firma del convenio que se realizó en el salón Petronila Angélica Gómez del Ministerio de la Mujer asistieron el coordinador residente de las Naciones Unidas, Mauricio Ramírez; la coordinadora de Asistencia a Población Vulnerables de la OIM, María Paredes; las viceministras del Ministerio de la Mujer, Sonia Díaz y Providencia Matos, así como directores y directoras del ministerio.